Cómo recuperarse después del maratón

No hace falta decir que correr los 42.195 metros del maratón es un paliza importante para el cuerpo humano. Y no me importa que ya seas un experimentado corredor o un debutante en la prueba. Por este esfuerzo, hay que dejar que el organismo se recupere y vuelva a su estado de equilibrio habitual.

¿Cómo están las piernas después de la carrera? ¿Ha habido dolores musculares o también han existido dolores articulares? Aunque estemos con el subidón de haber llegado a la meta y tengamos ganas de seguir corriendo, hay que pararse un momento, recapacitar y tomárselo con calma, sobre todo si nuestras molestias van más allá de las agujetas y músculos cargados por el esfuerzo. Los consejos que vienen a continua
ción son para runners que sólo padezcan las molestias habituales. Si crees que puedes haber sufrido una lesión, consulta con un profesional.Estiramiento

Como siempre digo, la recuperación empieza en el segundo 1 al finalizar el esfuerzo. De ahí que sea aconsejable seguir caminando durante unos minutos. Ya sé que todos acabamos muy cansados, de hecho en mi caso necesitaba doblar las piernas completamente después de realizar el gesto de la carrera durante casi 3 horas y media. Y ya que la prueba ha sido por la mañana, aconsejaría utilizar la tarde para dar un paseo y estar algo activo en lugar de un descanso total.

Al día siguiente, mi recomendación es hacer algún tipo de actividad física muy muy suave, sin impacto. Consiste en movilizar los músculos y la sangre de nuestro cuerpo para que todo fluya, no para entrenar. Además podemos realizar unos estiramientos hasta el punto que nuestra musculatura lo permita. El resto de esta primera semana, debe estar dedicada al descanso para la recuperación. Podemos incluir la visita a algún balneario o un masaje de recuperación (o ambas cosas). Y continuar con estiramientos.

Muy importante también es la alimentación de esta semana. El cuerpo ha realizado un esfuerzo superior a lo habitual, por lo que puede estar más vulnerable ante ataques tipo virus, o incluso si eres alérgico, a tener más reacciones. Como bien, hidrátate bien, duerme lo suficiente ya que el cuerpo se repara por la noche. Y, por supuesto, deja descansar la mente de tanta serie, ritmos y largos.

En la segunda semana podemos seguir con actividades tipo piscina o bicicleta, de manera suave, e ir introduciendo de nuevo la carrera (por ejemplo, dos días con tiempos cortos). Ahora, sin series ni tiradas largas. Vamos a poco a poco, sólo hay que aplicar el sentido común. Si acabamos esta semana sin molestias y nos notamos bien, en la tercera ya podemos ampliar el número de salidas y el tiempo de éstas para marcarnos un nuevo objetivo.

No quiero acabar sin hacer hincapié en lo que he dicho antes. Si notamos dolores que no son los habituales ante un esfuerzo como este o tan sólo si tenemos dudas, consulta con un profesional.

¡Vamos! Que ya estamos pensando en la siguiente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s