Días 85 y 86 o “Vaciar las reservas de glucógeno”

La preparación para una prueba de este tipo no sólo se centra en la actividad física. Hay otra variante de aspectos muy importantes que pueden influir en el rendimiento. Una de estas cuestiones es la dieta, evidentemente. Creo que mis hábitos a la hora sentarme en la mesa son bastante buenos, pero esta semana hay que hacer un especial hincapié en llenarse de energía para la paliza del domingo. sin gasolina

Por todo ello, hay que vaciarse primero. Desde el entrenamiento del domingo en carrera he reducido la ingestión de los hidratos de carbono de manera casi drástica. Son 3 días comiendo de esta manera (domingo, lunes y martes), es un poco tajante y hay otros métodos para poder hacerlo dependiendo del autor que sigas en este sentido, pero como es la que he hecho varias veces, he seguido con ello. Además, hay que conjugarlo con un entrenamiento intenso para acabar con las reservas que tenemos en nuestro cuerpo. En este caso, ha sido el entrenamiento del domingo como he dicho y el entrenamiento de hoy (3 kms de calentamiento + 6 x 400m + 2 km a ritmo de maratón).

Por lo tanto, se elimina del todo el pan, la pasta, el arroz, las patatas… y nos centramos más en carne, pescado, huevos, lácteos… Es decir hay más proteínas y grasas. Se puede acusar a esta técnica de sobrecompensación de hidratos de carbono de provocar molestias digestivas, sensación de fatiga, falta de energía y en el fondo ponerte en duda de las fuerzas que vas a tener el día de la prueba. Ahora bien, creo que sólo hay que aplicar el sentido común. No soy, ni somos la gran mayoría deportistas de elite, sólo corredores populares, por lo que lo primero es la salud y aplicar el sentido común.

Después de estos 3 días sin hidratos, pasamos a otros 3-4 días de recarga, con entrenamientos más suaves. De momento han pasado ya casi los 3 días primeros y lo llevo bastante bien, porque los hidratos siempre te dan esa sensación de saciedad a la hora de comer y sin ellos para que te quedas siempre con un poco de ganas de más. De todas formas, como siempre digo, es todo una cuestión mental. Las buenas sensaciones que tuve el domingo me han hecho afrontar con muchas ganas la semana y respetar todo este tipo de detalles al cien por cien. ¡Ya estamos ahí! ¡Qué ganas!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Miguel blesa dice:

    Amino ruben tu puedes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s