Día 84 o “Buenas sensaciones reencontradas”

No hay nada como volver a correr una carrera para tantearte. Podía ser un arma de doble filo, pero necesitaba correr con un objetivo (que no fuera solamente entrenar) para intentar quitarme de encima la pesadez que venía arrastrando cada vez que bajaba a rodar yo solo. Podía haber sido mi perdición si me llego a encontrar mal, pero no ha sido así. Todo lo contrario.

Es curioso como darle un poco de competitividad al cerebro humano le hace saltar como un resorte. He ido esta mañana al medio maratón de Xirivella, aunque sólo fuese a correr dos tercios del mismo. Ha salido todo perfecto, muy buenas sensaciones, aún estoy con el subidón. Nada que ver con la cansina sensación de estas dos últimas semanas. Desde el principio todo ha ido rodado, y lo más importante de todo, es que me he quedado con ganas de más. Por no hablar del tiempo, quería hacer los 14 kilómetros por debajo de 4’40” y los he hecho por debajo de 4’30”. Y como digo con sensación de ir reteniéndome para no vaciarme a una semana del maratón.

Los kilómetros 8 y 9 han sido de esos mágicos que escuchas una canción que te motiva y se te pone la piel de gallina de lo a gusto que estás corriendo. Necesitaba sentir otra vez algo así.

Además de este tipo de buenas sensaciones, me quedo con el compañerismo que hay en este deporte popular. En el kilómetro 14 he parado, en mitad de la huerta. Ahí he hecho una de las mías. Al sacarme el móvil del bolsillo para detener la música y el Endomondo me he dado cuenta que he perdido una tapa de atrás de mi móvil. Me he agachado para buscarla y hasta 3 corredores que pasaban por allí, viéndome inclinado hacia adelante, me han preguntado si me encontraba bien. Y otros dos me han animado a seguir diciéndome que ya quedaba poco. Les estoy muy agradecidos por sus ánimos, mostrando su preocupación. Y yo buscando la dichosa tapa del móvil…. que lógicamente no he encontrado.

Otra cosa con las que me quedo es con otro chico que ha salido al mismo ritmo que yo y me ha pasado en los primeros kilómetros. Después, sobre el 11-12 lo he vuelto a tener delante y he visto que se deshinchaba un poco. Me he puesto a su lado y le he dicho que no perdiera ritmo, que había salido muy fuerte y tenía que mantenerlo. Yo en ese momento iba a más. Se ha cogido a mi y hemos ido juntos hasta casi el 14. Al final de la carrera lo he vuelto a ver y me ha dado las gracias porque había bajado de tiempo personal en un medio maratón y me ha comentado que había sido por engancharse a mi y seguir tirando.

Además, al acabar la carrera y recoger la bolsa del corredor he visto que dentro de ella iba la revista Running Valencia, con su especial sobre el maratón. Y ahí estaba yo, en el centro de las decenas de fotos de otros runners anónimos que vamos con toda la ilusión del mundo a correr el próximo domingo. Es una señal.foto-running-valencia2

Lo único es que me he quedado con la espinita de acabar los 21. Ha sido curioso, porque en el kilómetro 14 me he dado la vuelta con otro compañero del club de Atletismo de Quart de Poblet y hemos corrido en contra de la marea con los comentarios de: “Eh! Que es para el otro lado! El año que viene ya tengo una fecha apuntada en el calendario para acabarla (si no repito maratón, claro).

Por todo, una gran mañana. Compañerismo, buenas sensaciones, buen tiempo. Ahora sí, estoy preparado.

Resumen del día: 16 kilómetros sobre asfalto (14 kms a 4’28” + 2 kms de recuperación).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s